Tonificación: descubre cómo lucir un bonito escote

Además de ser una zona muy atractiva del cuerpo femenino, el pecho es una parte de la anatomía de la mujer muy delicada, a la que afectan la edad, los cambios de peso, las hormonas, los embarazos y, lógicamente, la gravedad. Es por ello que, a través de estas líneas, vamos a destacar una serie de ejercicios ideales para lograr la tonificación de los pechos, de manera que puedas lucir un bonito y sugerente escote.

Flexiones

El deporte regular beneficia a nuestra salud y contribuye al cuidado del escote al evitar secuelas poco estéticas, como la flacidez y las estrías. En este sentido, las flexiones resultan ideales para tonificar los senos y mantenerse en forma. Se deben realizar situando los brazos a la altura de los hombros, bajando hasta que el pecho toque prácticamente el suelo. Esto debe hacerse bocabajo y apoyando la punta de los pies. Al efectuar las flexiones, has de evitar a toda costa el arqueamiento lumbar.

Aperturas con mancuernas

Recostada boca arriba sobre una superficie plana (puedes hacerlo con una esterilla en el suelo), toma una mancuerna en cada mano. Después, extiende los brazos hacia arriba con las mancuernas, de modo que tus brazos queden rectos y alineados hacia arriba. Esta es la posición inicial del ejercicio. A continuación, baja los brazos hacia los laterales, efectuando un movimiento de unos cuarenta y cinco grados, aproximadamente, hasta que los brazos estén extendidos y notes el estiramiento del pecho. Ten en cuenta que debes mantener un poco flexionados los codos, al extender los brazos, para prevenir lesiones.

Fondo en paralelas

Se trata de un ejercicio en el que se carga el propio cuerpo, resultando ideal para tonificar el pecho, a la vez que se trabajan los tríceps. Dependiendo de la apertura de brazos e inclinación del tronco, trabajaremos más la zona pectoral o los tríceps. El ejercicio se realiza apoyando las manos en las barras paralelas y elevando el cuerpo, impulsándonos con la fuerza de nuestros brazos. Si inclinas el tronco hacia adelante, potenciarás más la zona del pecho. Para evitar sobrecargas, al realizar las bajadas, no debes sobrepasar un ángulo de 90º, entre tronco y hombro.

Natación

Ciertas actividades, como el running, resultan agresivas para el pecho, por lo que no son demasiados aconsejables si deseas lucir un escote atractivo. En cambio, la natación es un excelente modo de tonificar todos los grupos musculares del cuerpo. Entre ellos, la zona de los pectorales, puesto que retrasa, en gran medida, la caída del pecho. Si acompañamos la natación con sesiones de pilates y yoga, reafirmaremos aun más la zona.

Consejo

Para concluir, todos los expertos coinciden en subrayar la importancia de llevar un sujetador deportivo al realizar este tipo de actividades. De ese modo, evitarás el molesto balanceo de los senos y favorecerás la tonificación.

Quieres compartir esta noticia?

Deja una Respuesta