Mujer, ¿existe la conciliación después de ser mamá?

¿Es posible la conciliación familiar con la laboral para la mujer?

Vivimos en un mundo en el que aún no se ha superado el machismo, ni siquiera para entender que el tema de la conciliación afecta mucho más a las mujeres. Mujer-trabajo-hijos parece un trinomio difícil de encajar con mujer-empresa-carrera.

Hablamos de la conciliación. Sin embargo, solo las mujeres son cuestionadas a la hora de tener hijos. Como si fuera algo de “una” y el “otro” no hubiera contribuido en nada.

Trabajo e hijos en la empresa

Cuando un señor cuenta a sus compañeros del despacho que va a ser papá, todo son parabienes. Tal vez acaben en el bar tomando una copa para celebrar el crucial acontecimiento. Sin embargo, si la historia le toca a una señora, eso de contarlo en la oficina, va a ser un poco menos festivo.

La primera cosa que se viene a la cabeza de una trabajadora es ¿y ahora cómo se lo cuento a mi jefe?, ¿me van a despedir?

No debería resultarnos chocante, puesto que cuando nos hacen una entrevista de trabajo una de las primeras cosas que preguntan es ¿tiene hijos? ¿Piensa quedarse embarazada?

A nadie se le ocurre en una empresa preguntarle a un hombre si tiene niños o si va a tenerlos. Se presupone que, pase lo que pase con su vida familiar… ya está su esposa para ocuparse de ello.

Cómo retomar tu carrera después de tener hijos

Esta es otra de las cuestiones cruciales en la vida de una señora. Si damos por hecho que ha tenido la “valentía” de arrojarse al vacío y suicidarse laboralmente, ¿cómo va a volver a retomar su carrera después de dar a luz?

Algunas madres hacen auténticos malabarismos para dejar a su bebé con la abuela, en una guardería a las 7 de la mañana, con una canguro… Otras esperan a que sus chicos sean más mayores. Hacen un impás de un par de años para cuidar de la familia y luego… ¿qué?¿Cómo hacer para que no te digan que se te pasó el arroz y ya no puedes ni trabajar ni escalar puestos en tu carrera?

El club de las malas madres

Son muchas las mujeres que no tienen ninguna intención de abandonarlo todo porque hayan “enmadrecido”. Luchan para seguir teniendo independencia económica y ejercer sus funciones laborales.

Ellas mismas se han ido aglutinando en una especie de asociación que se ha dado en llamar El club de las malas madres, hartas de que les recordaran lo terribles que eran por “abandonar” a sus hijos mientras iban a trabajar o salían con unas amigas.

Una mujer de cada cuatro en España renuncia a ser madre por su carrera. El 53 % de las que son madres afirman que ser mamás les ha impedido avanzar en su proyección laboral. En conclusión, la solución pasa por un apoyo gubernamental que cambie moldes definitivamente.

Gimanasio en casa gratis

Entradas recomendadas

Mujer: tendencias profesionales

Hasta no hace mucho tiempo, los estudios preferidos por las mujeres se inclinaban hacia las humanidades y las letras, en general. Resultaba muy difícil encontrar a una mujer de ciencias. Sin embargo, esta tendencia ha ido cambiando en pocos años … Continuado

Quieres compartir esta noticia?

Deja una Respuesta