Mejora tu rendimiento deportivo con los beneficios del yoga

Descubre como te puede beneficiar el yoga en Ingravidity

Existe la falsa creencia de que, para ser muy bueno en un deporte, la clave del éxito es especializarse. Cuando practicamos una sola disciplina no trabajamos con todo nuestro cuerpo. Los beneficios que el yoga te genera no solo te harán mejorar el rendimiento deportivo, sino también te aportarán bienestar mental y emocional.

Combinar disciplinas te convierte en una deportista más completa

Si sientes que no estás progresando o sacando todo el rendimiento que podrías a tus entrenamientos, el secreto no es entrenar más horas. Cuando el físico dedica demasiado tiempo a una misma actividad, llega un momento en el que el cuerpo no solo deja de progresar, sino que incluso puede sufrir una sobrecarga.

Hay una solución que te va a dar resultados muy pronto y va a mejorar tu estado de ánimo: el yoga. Esta técnica aporta muchísimos aspectos positivos para todas las personas, y también para los deportistas, pues con ella se trabajan el cuerpo y la mente.

Lo puedes aprovechar de diferentes maneras. Así, antes de salir a correr puedes hacer una tabla de ejercicios de yoga de veinte minutos. Estas técnicas te van a permitir activar todo tu cuerpo, estirar y preparar los músculos para una actividad intensa. Además, el yoga favorece la meditación y, a través de ella, te concentras en las necesidades de tu físico y obtienes la concentración idónea para entrenar con mayor intensidad y energía que si no hubieras hecho esta sesión previa.

Ni qué decir tiene que, tras una sesión de yoga previa a un entrenamiento, ya sea antes de correr o de jugar un partido, ya no necesitarás calentar ni estirar; todo tu cuerpo estará preparado para la actividad deportiva.

También puedes practicarlo una vez hayas acabado tu entrenamiento. No importa si has jugado un partido de pádel de una hora y te sientes cansada, o si has hecho bicicleta estática o carrera continua. Al practicar estos deportes trabajas unas zonas muy concretas y específicas de tu cuerpo. Si tras esa actividad completas una buena sesión de yoga, conseguirás que el trabajo sea completo, lo que te ayudará a prevenir lesiones. Y no solo esto, mientras trabajes los diferentes ejercicios y posiciones, verás que el trabajo previo de tu cuerpo se asienta en tus músculos y que también tu mente se va relajando. Notarás un auténtico progreso tras cada sesión.

Tras una o dos semanas combinando yoga con tu actividad física notarás cómo ha mejorado tu fuerza, tu elasticidad, tu capacidad de recuperación, tu concentración, tu equilibrio y, en general, todo tu rendimiento deportivo.

Es cierto que hoy en día hay muchos tutoriales y maneras de hacer yoga en casa, no obstante, te recomendamos ponerte en manos de entrenadores profesionales para lograr todos los beneficios del yoga, pues los entrenadores corregirán tus posturas, te ayudarán a progresar y a no lesionarte.

Quieres compartir esta noticia?

Deja una Respuesta