La osteoporosis: un viaje hacia tu mejora

Ejercicio para mejorar la osteoporosis

La osteoporosis es la enfermedad silenciosa que sufren muchas mujeres en su etapa adulta. Si nos estás leyendo, seguramente sepas mucho de este problema que afecta a miles de personas en todo el mundo. Síguenos en un viaje a tu salud, donde te puedes beneficiar de los consejos que te ofrecemos.

¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis es una enfermedad que sufren especialmente las mujeres. Es debida al debilitamiento y adelgazamiento de los huesos. En la mayoría de las ocasiones, el paciente se entera de que la sufre cuando tiene la primera fractura.

Intervienen varios factores para que esta se desarrolle, como son la edad, el antecedente genético, la complexión física delgada, una densidad ósea debilitada o haber estado expuesta a medicamentos que influyen en la aparición de esta enfermedad.

¿Cómo mejorar o prevenir esta enfermedad?

Es importante ingerir una dieta rica en vitamina D, sin olvidar el calcio, tan necesario para el fortalecimiento de los huesos.

El médico puede recomendar la toma de medicamentos que ayude a sustituir ciertas sustancias que con los años pierde el organismo. Ante todo, si eres fumadora, tendrás que recurrir a la fuerza de voluntad para dejar este hábito nada positivo para tus huesos.

Lo más recomendado por especialistas es el ejercicio físico para fortalecer el organismo y la resistencia física. Entre las actividades que más te pueden beneficiar son los ejercicios de trabajo de fuerza.

El deporte: un beneficio para la salud

El deporte es esencial para el ser humano. Cada actividad física actúa de manera diferente en nuestro cuerpo. En el caso de la osteoporosis, los ejercicios de trabajo de fuerza han demostrado una perceptible mejoría en quienes padecen esta enfermedad.

El fitness es muy recomendado, ya que la contracción del músculo y la fuerza que se realiza estimulan el fortalecimiento de los huesos.

Puedes iniciar con ejercicios en los que permanezcas de pie. Una vez perfeccionada la postura, pues la posición correcta del cuerpo es esencial para evitar fracturas, se podrá seguir con ejercicios en los que haya que estar sentados o tumbados.

Un entrenador profesional puede ayudar en la elección de tensores y bandas elásticas con que comenzar los primeros ejercicios de fuerza. Con la experiencia, podrás pasar a las máquinas del gimnasio.

Entre dos y tres días a la semana es lo recomendable para comenzar a entrenar. La intensidad, así como la duración, irá en aumento a medida que se vaya ganando resistencia. Poder mantener el peso corporal con actividades que involucren fortaleza física es esencial.

Es así como debes iniciar el viaje a tu recuperación. La osteoporosis requiere de fuerza de voluntad. Con el ejercicio físico adecuado y un seguimiento médico preciso puedes alcanzar un mejor nivel de vida.

¡Regístrate!

 

[wdi_feed id="1"]
Quieres compartir esta noticia?

Deja una Respuesta