Bikepacking: deporte y fitness en fin de semana

El bikepacking como deporte de fin de semana sin dejar el fitness

Seguro que eres de esas personas que no abandona su culto al cuerpo ni porque sea fin de semana, ¿verdad? Si eres de las que ama el deporte y el fitness por encima de todo, tienes que probar el bikepacking. ¿Quieres saber en qué consiste? Te lo contamos.

Llega el viernes y la mayoría suelta la bolsa deportiva y se olvida del gimnasio hasta el lunes. Pero no todas somos iguales. Muchas queremos seguir, y una de las mejores alternativas en esos días en los que disponemos de más tiempo libre es el bikepacking. Esta modalidad deportiva mezcla bicicleta, deporte al aire libre y aventura sola o con amigas y consiste en coger tu bicicleta de montaña, cargar las bolsas con lo esencial para la ruta que tengas planificada y lanzarte a disfrutar de la naturaleza sobre dos ruedas. Y, de paso, no abandonar el fitness, porque no olvides que la bici es un gran ejercicio cardiovascular que ayuda a tonificar piernas y mejorar la capacidad pulmonar.

Planes fitness: lo que no debe faltarte para este deporte

En primer lugar, para realizar bikepacking necesitas un elemento esencial: la bicicleta. Pero no una cualquiera, sino una de montaña y con buenas ruedas. Esta disciplina se realiza fuera del asfalto y busca siempre los caminos que no están marcados en las típicas guías de carretera. Recuerda revisar bien las ruedas y todos los elementos de tu bici antes de salir para evitar posibles sustos.

En segundo lugar, si quieres que el fin de semana sea completo y no te falte de nada, debes llevar alguno de los tipos de bolsas que hay en el mercado ideadas para la bicicleta (framebags, bolsa de manillar, bolsa de sillín o guantera). Recuerda que vas en bici y no en un coche, por lo que tendrás que evitar el “esto por si acaso” para no encontrarte con falta de espacio en tus bolsas.

Dentro de esas bolsas recuerda llevar ropa para cambiarte. Además, no pueden faltarte unas chanclas para descansar de las zapatillas de ciclismo, un bañador o bikini (la naturaleza tiene riachuelos vírgenes idóneas para el baño), una toalla ultraligera y un termo. También es importante que no dejes atrás la tienda de campaña para descansar cuando tus piernas no puedan más. Recuerda que cada cosa que lleves tendrás que moverla con el esfuerzo de tus piernas con cada pedalada.

Lo más importante del bickepacking son las posibilidades de conocer nuevos lugares que pueden estar lejos o cerca pero que con tu bicicleta no se te resistirán y que muchas veces por falta de tiempo o ganas no visitamos. Los senderos que nos rodean están plagados de tranquilidad y de plena naturaleza. Ya sabes, no hay excusas para abandonar el cuerpo sábados y domingos con un deporte diferente y perfecto para tus planes de fitness

Quieres compartir esta noticia?

Deja una Respuesta